XVII Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz

Compartir
Vota:
Escultura ganadora. `Clamo - Homenaje a la trashumancia´ de Manuel Fontiveros Sánchez

El Ayuntamiento de Sabiñánigo convoca nuevamente el Premio Internacional de Escultura A. Orensanz


En esta XVII Edición, los escultores que  deberán presentar sus maquetas del 10 al 23 de noviembre,  optarán a un premio de 10.000 Euros, teniendo que plantear obras relacionadas con el tema de “La industria". Hay que tener en cuenta que el actual Sabiñánigo surgió a principios del S. XX, tras la llegada del ferrocarril y la puesta en marcha de varias industrias químicas y metalúrgicas y esta actividad económica supone por tanto el origen de nuestra ciudad en su actual emplazamiento.

Las maquetas deberán ser presentadas en cualquier material, siempre que éste sea consistente y podrán estar ejecutadas en cualquier tendencia artística o técnica.

  La obra definitiva se ubicará en una zona ajardinada en la plaza de Azpe, y deberá tener una base inferior a 2 m por lado, no habiendo limitación alguna en la altura. La obra deberá construirse en un material resistente que no se deteriore al aire libre.

   Como viene siendo habitual, aquellas maquetas que resulten seleccionadas de entre todas las presentadas, formarán parte de una exposición que tendrá lugar en la Sala Municipal de Arte y/o en el Molino Periel del 6 de diciembre de 2017 al 6 de enero de 2018.

  En la última edición fue el escultor Manuel Fontiveros Sánchez quien recibió el premio por su obra "Clamo. Homenaje a la trashumancia", situada en la Av. de Huesca, elegida de un total de 25 propuestas presentadas.

  En 2013, el premio recayó en el escultor andaluz Augusto Arana, quien recibió el premio por su obra "Crecimiento", situada en la Plaza de San Francisco Javier. La obra fue elegida entre los 25 trabajos presentados.

   En 2011, el escultor galardonado fue Ernest Altés, inspirada en el tema de la inmigración y el abandono de nuestros pueblos. Su obra “Arado” fue elegida entre las 49 propuestas que se presentaron y se encuentra ubicada en el “Jardin de nuestros pueblos”.

   En 2009, el Premio respondía al tema “Sabiñánigo, lugar de encuentro” y la obra ganadora de Iñaki Ruiz de Eguino, fue elegida entre las 28 propuestas que optaron en esta ocasión al Premio. La obra definitiva fue colocada en la Plaza de España, junto al Ayuntamiento.

   En la edición anterior, correspondiente al 2007, se presentaron un total de 24 obras, resultando ser la obra ganadora “El agua y el río” de Mikel Okiñena, situada en las inmediaciones de la fuente de Cortillas.

  En la XI, es decir en 2005, se produjo un fuerte incremento en el número de participantes y en dicha ocasión fueron 62 las esculturas, procedentes no solo de España sino de otros lugares del mundo los que concurrieron al certamen y el jurado concedió el premio a la obra “Quebranto” del escultor Isidro Rodríguez Martín, además entregó dos menciones de honor a las obras: “Umbral de la claridad” de Rubén de Pedro Domingo y “Pase sin llamar” de Javier Santurtún Leaniz.

  En la X edición, que tuvo lugar en 2003, optaron al Premio 19 obras y el premio recayó en la obra “Moncayo” de Santiago Gimeno Llop, que está situada en la c/ Ciudad de Fraga.

  En las primeras ediciones no se requería que las obras fueran de grandes dimensiones, ni que los artistas optaran al concurso presentando una maqueta, de tal forma que las esculturas ganadoras se fueron instalando en el Museo Ángel Orensanz. Con el tiempo y dada la capacidad limitada del Museo, ya en la edición correspondiente al 2001 se optó por modificar las bases de tal forma que las obras pudieran ser expuestas en el exterior, debiendo presentar el autor para optar al premio una maqueta de la obra propuesta. En esta ocasión la obra ganadora fue un “homenaje a la maestra rural” y se encuentra ubicada en la Plaza de El Puente.

  A partir de ese momento desde el Patronato del Museo y el Ayuntamiento se han ido buscando otras ubicaciones a lo largo del entramado urbano de nuestra localidad, de tal forma que con el tiempo pueda llegarse a conformar una ruta cultural, que creemos puede ser de interés para nuestros visitantes, integrada por todas las esculturas que jalonan nuestras calles y parques.

 

Contenido multimedia

Documentos adjuntos